lunes, 12 de enero de 2009

¿Y si después de todo no quisiera llorar?





W. B. U.


¿Y si después de los análisis de rigor
y las cuentas pertinentes
resulta que no quiero llorar?

¿Y si después de todo
resultara que en verdad no soy culpable,
que nunca lo he sido,
o que mi culpabilidad
no es otra que la de haber
aceptado la verdad?

Tú quieres que llore
¿por qué quieres que llore,
si una lágrima no basta para redimir el dolor?

Si tengo culpa,
si alguna culpa tengo
es la de haber enfrentado esto
con valentía,
sin cuestionamientos.

Estás equivocada,
has perdido el tiempo,
y, por lo demás, el sabor de este cigarro
sabe mucho mejor sin ti…

2 comentarios:

Tecla dijo...

Yo lloraré por ti en tus silencios
y en tus inarmonías
a los pies de la silla donde escribes o ríes
o a los del lecho que recoge tus sueños.

tecla dijo...

Y me reiré cuando pases por mi orilla
engalanado y gozoso
moviendo mi vestido con el aire al pasar.
Diciéndome requiebros
hurgando mis caderas
contando los pasos que me faltan para llegar a ti.